Maternidad y vida sexual: la importancia de buscar el equilibrio

Maternidad y vida sexual: la importancia de buscar el equilibrio

 ♥ PAREJA 
Siempre se ha dicho que la mujer puede "hacer varias cosas al mismo tiempo"; sin embargo, el vínculo con el bebé focaliza toda su atención, preocupación y afectos, dejando de lado la relación con su pareja o minimizando, al  menos por un tiempo, la prioridad que tenía previamente. Lo fundamental es encontrar un punto medio donde ambos encuentren satisfacción.

Siempre se ha dicho que la mujer puede "hacer varias cosas al mismo tiempo"; sin embargo, el vínculo con el bebé focaliza toda su atención, preocupación y afectos, dejando de lado la relación con su pareja o minimizando, al menos por un tiempo, la prioridad que tenía previamente. Lo fundamental es encontrar un punto medio donde ambos encuentren satisfacción.

El sexo y la maternidad:
Desde el punto de vista biológico, la secreción de la hormona oxitocina potencia las conductas de unión entre la madre y su hijo, es llamada también "hormona del cariño"; su liberación ayuda a sentir placer. El máximo estímulo físico son las caricias y el contacto erótico-sexual: los mimos, el recuerdo de una situación agradable, mirar fotos de seres amados, disfrutar de un encuentro sugestivo, disparan su producción.
Además, la presión de los modelos culturales configura los sentimientos y produce conductas congruentes con el desarrollo del rol de madres: responsabilidad, contención, cuidado físico, cobertura de las necesidades del bebé.
En esta línea de reflexión las madres estarían en condiciones biológicas, afectivas y sociales de incluir a sus parejas en el vínculo con el hijo, preservando así la vida en pareja.
Si bien la dinámica de la relación se modifica con la presencia de un bebe, siempre es posible recuperar momentos de intimidad, quizá más breves e interrumpidos, pero encuentros al fin…
Hay parejas que ansían condiciones ideales para el encuentro: tiempo libre, disponible; físico cuidado y bien dispuesto; sensualidad, humor, un buen restaurante, con luz de velas, hotel con jacuzzi y desayuno; y un discurso romántico de noviazgo. Fantástico si se cumplieran todos estos deseos. Pero no vale la pena esperar a que se den las condiciones ideales. El compromiso está en encontrar en la vida diaria, en la cotidianidad, las claves para que la pareja no postergue sus responsabilidades afectivas y sexuales.

Algunos tips para el acercamiento:
-
Comprender que "Ser madre" no te exime de "Ser mujer".
-Ser mujer es desarrollar todas tus capacidades, no sólo la de ser madre..
-Defender la intimidad de la pareja. No dejar que los demás influyan en la vida privada ni presionen con comentarios tendenciosos sobre las exigencias inflexibles de la maternidad.
-No construir ideales: cualquier momento puede ser una oportunidad para el reencuentro.
-No culpar a la maternidad por la indiferencia o la falta de deseo sexual.
-Recuperar el erotismo de tu cuerpo: masajes, caricias, masturbación, etc.
-Proponer acciones que puedan compartir: bañarse, desayunar, encontrarse a la hora del almuerzo o la cena; hablar de ustedes, de cómo está cada uno. Recordar a cada momento que además de padres son una pareja.

Beneficios del sexo:
El sexo bien practicado nos brinda múltiples y grandiosos efectos a beneficio de nuestro cuerpo y nuestra vida en diversas áreas, que en conjunto nos hacen lucir y sentir mejor tanto por dentro como por fuera.
Por ello es que vale la pena disfrutar de una vida sexual plena y sana, ya que el sexo es verdaderamente una extraordinaria herramienta para la salud del ser humano.
La mayoría de los aportes sexuales al mejoramiento de la calidad de vida de las personas, no se limitan únicamente al ya conocido y delicioso anti-estresante placer sexual, si no que también abarcan muchas otros planos como lo es la belleza, la apariencia, el ánimo, y la salud de algunos órganos corporales.
El sexo no es pura acción en la cama, es interesante y provechoso para nuestra vitalidad también! Por lo tanto debemos entender que retomar las prácticas sexuales con nuestra pareja va a permitirnos disfrutar de la maternidad, con alegría y sin tensiones.
La misma ciencia ha comprobado que, a mayor frecuencia de relaciones sexuales y entre más satisfacción sexual haya, existe una baja en el riesgo de sufrir enfermedades físicas y mentales, e incluso, se habla hasta de que el mismo sexo ayuda a restablecer algunas condiciones corporales para mantener el funcionamiento corporal adecuado, tanto en el hombre como en la mujer.
Por lo cual no debemos relegar el rol de mujer, ni el de madre ya que ambos pueden convivir en perfecta armonía. Disfrutemos de estos dos grandes placeres que nos da la vida!

Autor: SEXMagazine
Fuentes:
www.entremujeres.com
www.elle.es
www.guioteca.com

top