ENEMA PARA PRINCIPIANTES

ENEMA PARA PRINCIPIANTES

¿Cuál es el propósito del enema?

Un enema es una opción de limpieza de los intestinos y colon de una persona. Limpia toda la materia fecal y los deshechos que están provocándote malestar.

 

¿Qué hace el enema?

La bomba en el kit de enemas empuja una solución de agua hacia los intestinos y profundamente dentro del colon. Luego enjuaga toda la materia fecal que se encuentra ahí dentro. Esto hace que la materia fecal se suelte y se libere para expelerse, lo cual puede ocurrir en segundos u horas. Tus intestinos y cólon quedan limpios. Debes sentir una diferencia inmediata.

 

Instrucciones

Acostate sobre una toalla, preferentemente en el baño. Lubricá la punta del tubo del enema. Mientras estás acostado boca arriba, insertá la punta del tubo del enema el el recto. Dejá que el fluído te llene por dentro. Cuando te sientas lleno puedes detener la válvula de la bolsa del enema. Espera hasta que dejes de sentirte lleno y continúa. Si en algún momento necesitás detenerte y sentarte en el inodoro para eliminar tus deshechos, hacelo. Luego seguí el enema hasta que utilices todo el líquido. Quedate en el baño hasta que no sientas que querés seguir eliminando deshechos. Algunas terapias indican que hagas este proceso una vez por día durante 7 días.

 

Temperatura del agua

La temperatura del agua que utiliza en el enema no debe ser excesivamente caliente o fría. Calentá el agua hasta que la temperatura sea de unos 37 grados celsius. Usar agua que es demasiado fría causará calambres intensos, lo que conduce a una limpieza de enema ineficiente y el uso del agua que es demasiado caliente provoca la quema interna de los intestinos. Por eso, cuidado al momento de temperar el agua.

 
 

Posiciones

Usa la combinación de una o más posiciones cuando te estás tomando el enema. Usando más de una posición en la administración y la retención del proceso asegura una limpieza más a fondo. 

 

  • Arrodillado, La posición de rodillas al pecho, con el estómago levantado y la cabeza hacia abajo. 
  • Acostate sobre tu lado derecho con las rodillas dobladas.

 

La expulsión

Para expulsar el enema, sólo tenés que sentarte en el inodoro y defecar con normalidad. Garantiza la eliminación completa de las heces y de la solución de enema mediante dar un masaje en el abdomen en sentido contrario a las agujas del reloj. 

 

Advertencias

El uso de enemas con demasiada frecuencia puede hacer que los intestinos se vuelvan dependientes de los enemas para los movimientos intestinales. Siempre limpia el equipo del enema, especialmente las puntas del aplicador y los tubos, después de cada uso. Desinfectá el equipo de enema después de cada uso.

 

 

 
top