Comprender la asexualidad

Comprender la asexualidad

 ♥ SEXUALIDAD ♥
La asexualidad es la falta de atracción sexual, o el bajo o nulo interés en la actividad sexual humana. Asimismo, puede considerarse una falta de orientación sexual; o bien, una de ellas, junto con la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad.

La asexualidad es distinta de la abstinencia sexual y el celibato, que suelen ser conductas motivadas por creencias personales o religiosas; de modo que algunas personas asexuales se involucran en actividades sexuales a pesar de carecer de un deseo sexual hacia otras personas, debido a una variedad de razones, tales como el deseo de complacer a parejas románticas o un deseo de tener hijos.

La aceptación de la asexualidad como una orientación sexual y como campo de investigación científica es relativamente nueva. Por este motivo, mientras que algunos investigadores afirman que la asexualidad es una orientación sexual, otros investigadores no están de acuerdo.

Hay diferencias entre la gente que se define como asexual, principalmente referidas a la ausencia de apetito sexual o atracción romántica. Algunos solo experimentan una de las dos, otros las dos y otros ninguna.

Algunos asexuales pueden experimentar sensaciones sexuales, pero no tener deseo de actuar sobre ellas, mientras que otros intentan conseguir la descarga sexual mediante el acto sexual o la masturbación.

Los asexuales a pesar de no sentir atracción sexual o tener deseo sexual, sí pueden experimentar atracción romántica, ésta puede ser dirigida hacia uno o ambos géneros. Desean generalmente relaciones románticas (que pueden ir de vínculos informales al matrimonio) con su género o géneros preferidos, pero a menudo desearían que dichas relaciones no incluyeran actividad sexual.

Según su orientación romántica algunos asexuales se definen a sí mismos como heterorrománticos, homorrománticos, birrománticos o panrrománticos, esto está relacionado con el concepto de orientación romántica, mientras que también existen otros asexuales arrománticos o no románticos que aparte de no sentir atracción sexual, tampoco sienten atracción romántica. Los asexuales arrománticos tienden a conformarse con tener amigos muy cercanos con los que comparten una gran conexión emocional pero con los que no desean establecer una relación formal y tampoco tienen problema con que éstos tengan otras relaciones con otras personas, simplemente quieren que sean parte de su vida y pasar tiempo con ellos. 

Los asexuales que desean relaciones románticas se encuentran en una postura difícil, ya que la mayoría de la gente no es asexual. Aunque las personas asexuales sean capaces de tolerar el tener relaciones sexuales con sus compañeros no asexuales, estos últimos pueden sentirse psicológicamente afectados al ver que son incapaces de resultarles sexualmente atractivos a su pareja, haciendo difícil la existencia de un romance a largo plazo. Respecto de los asexuales que no pueden tolerar el sexo tendrán que elegir entre: llegar a un compromiso con su pareja para tener cierta cantidad de sexo de todos modos, permitir a su pareja tener relaciones sexuales con otras personas, encontrar a alguien que esté dispuesto a tener una relación sin sexo, comprometerse solo con otros asexuales o bien permanecer solos, lo que hace que la convivencia con la sociedad en que nos encontramos donde el sexo parece tener un lugar tan importante pueda llegar a ser complicada y difícil para los asexuales.

Fuente: Wikipedia

top